04/11/2017 EL PAÍS
ACUSÓ DE ILEGAL SU DETENCIÓN

Boudou seguirá preso en Ezeiza tras el rechazo a su excarcelación

El exfuncionario nacional fue detenido ayer muy temprano por la mañana por una iniciativa del mismo juez Ariel Lijo, que llevaba su causa por enriquecimiento ilícito. Calificó a la detención de “ilegal y arbitraria” y pidió la recusación del magistrado, que fue denegada.

img

El juez federal Ariel Lijo rechazó la excarcelación del exvicepresidente Amado Boudou luego de que el fiscal Jorge Di Lello se desligara de la decisión de encarcelarlo, ya que se enteró por los medios del operativo de detención. En su declaración ante el magistrado, Boudou calificó su prisión como "arbitraria e ilegal", recordó que siempre se avino a cumplir con los requerimientos legales y advirtió: "Espero poder seguir dando declaraciones, todas aquellas que me sean requeridas, ante un juez natural, imparcial y que no pretenda tapar con actos espectaculares las denuncias que hay en su contra".

Lijo fue recientemente denunciado por el macrismo en el Consejo de la Magistratura por cajonear causas de corrupción. En ese marco, aceleró la detención del exvicepresidente amparándose en una resolución de la Cámara que se aplicó para apresar al ex ministro de Infraestructura Julio de Vido: la supuesta influencia de los exfuncionarios para obstaculizar la Justicia. En realidad, Lijo no había avanzado en la causa durante años y su celeridad fue directamente proporcional a los deseos del oficialismo, publicó el diario Página 12.

 

EL TESTIMONIO

DE BOUDOU

Entre los puntos centrales del testimonio de Boudou ayer, explicó: “Cada vez que cualquier juzgado pidió mi presencia, estuve a derecho, incluso cuando revestía el cargo de vicepresidente de la Nación elegido por el pueblo".

“Jamás obstaculicé ni obsté de ninguna manera para trabar las investigaciones, lejos de ello, siempre aporté mi punto de vista y mi presencia estando a derecho. Es más, los hechos que me acaban de leer vienen siendo investigados e incluso alguno de ellos clausuró la etapa de instrucción en otro juzgado de este mismo fuero", manifestó.

También, remarcó: “La detención de la que fui objeto (ayer por la) mañana es ilegal y arbitraria, vulnerando el estado de derecho, el ordenamiento jurídico y la Constitución de nuestro país en forma grosera". Tampoco dejó de acusar a Lijo: “El juez a cargo de este Juzgado ha perdido objetividad y la imparcialidad que es necesaria para llevar adelante tan importante magistratura". "Esto ya es de público y notorio conocimiento para el conjunto de la población argentina, para los que sostienen ideas como las mías y también aquellos que son opositores políticos", agregó.

“El fiscal Di Lello no ha pedido la detención, sino que surge de un acto de un juez que realmente actúa como parte, si bien no se me ha corrido vista ni a mí ni a mis abogados, había tomado conocimiento de que el señor fiscal había requerido a partir de una pericia contable en la causa de enriquecimiento ilícito explicaciones y justificaciones, solicitando al juzgado que se me corriera traslado", continuó. Dijo que estaba en esa instancia, “y de no haber sido detenido, tenía preparado un extenso escrito para presentarlo en forma espontánea, acercando explicaciones y consideraciones, es decir, colaborando con la Justicia".

"No he podido entregarlo porque antes de las 7 fui detenido en forma ilegal y arbitraria, por eso voy a recusar al juez de esta causa y espero poder seguir dando declaraciones todas aquellas que me sean requeridas en un juez natural, imparcial y que no pretenda tapar con actos espectaculares las denuncias que hay en su contra", concluyó. La recusación fue rechaza y el exvicepresidente permanece detenido en Ezeiza.  

EDICIÓN IMPRESA