04/05/2018 LA SOCIEDAD

“Big brew”, cocción de cerveza

En Resistencia y Colonia Benítez, los cerveceros artesanales celebrarán su día con cocciones para enseñar a hacer cerveza. El Big brew consiste en cocciones públicas y gratuitas de cerveza. Se podrá conocer el proceso entero y dialogar con los protagonistas.

img

El grupo Cerveceros del Litoral contiene a personas que elaboran cerveza como actividad recreativa, para consumo personal y a emprendedores locales que despertaron gran interés en el mercado local.

Se destaca la organización del Festival Anual de la Cerveza Artesanal de Resistencia, además de convertirse en una nueva fuente de impulso a la gastronomía, al turismo y al desarrollo productivo local.

Los cerveceros del literal elaborarán cerveza durante este sábado. Se podrá conocer el proceso entero y dialogar con los protagonistas. En simultáneo, habrá cocciones en Resistencia en Laguna Francia y en Colonia Benítez en el predio ferial a cargo del mismo colectivo cervecero. Se expenderá cerveza de productores locales.

Ambos eventos comienzan en simultáneo desde las 16. El proceso estará acompañado por la posibilidad de adquirir distintos estilos de productores locales.

Además, se podrá participar y realizar preguntas durante todo el proceso con el que se intenta difundir la cultura cervecera en la zona. La receta del día insumirá productos regionales. La propuesta cuenta con la organización de Cerveceros del Litoral, la Asociación Civil Somos Cerveceros que se desempeña a nivel nacional y el Municipio de Resistencia a través de las áreas de Turismo y Desarrollo Económico.

 

ELABORACIÓN

La cocción comienza al calentar agua a determinadas temperaturas para luego continuar con la maceración de los granos. Este proceso sería como hacer un té. Luego se filtra ese líquido llamado mosto con la propia cáscara de la malta molida. Eso es antes de trasvasarlo hacia una nueva olla, donde hervirá durante una hora. Allí será el momento de adición del lúpulo, una flor que aportará amargor y aroma, entre otras propiedades.

Luego será enfriado de manera rápida hacia recipientes donde se les añadirá levadura, encargada de transformar azúcares simples en alcohol. Esta última etapa, que consta de una a dos semana, puede requerir un tiempo de madurado en frío antes de embotellar o embarrilar y llegar, finalmente, a la boca de los consumidores.

 

EDICIÓN IMPRESA