13/02/2018 LA PROVINCIA
EMERGENCIA ALIMENTARIA

Barrios de Pie anunció “1.000 ollas populares”

En la previa a la marcha convocada por la CGT la organización Barrios de Pie convocó para el jueves a una movilización para pedir por la sanción de la Emergencia Alimentaria. Chaco no quedará ajeno a la convocatoria: “Estaremos 10 horas en la plaza central de Resistencia”, anunciaron.

img

Según los últimos estudios realizados por el INDEC, el 28,6 % de la población, equivalente a 11,3 millones de personas, vive por debajo del umbral de la pobreza, calculándose en 8 millones las personas que sufren carencias básicas, de las cuales 6 millones sufren hambre. En ese cuadro, organizaciones sociales, agrupaciones culturales, religiosas y deportivas, gente de a pie que semanalmente se organiza para llevar adelante una olla popular, cumplen en la actualidad un rol fundamental abriendo merenderos y comedores en los barrios, pero las manos no dan abasto.

Sucede que luego de la reforma previsional del gobierno nacional, junto con el paquete de iniciativas en el megadecreto presidencial, sumados al proyecto de reforma laboral todo indica que estos guarismos lejos de mejorar, serán potenciados, en línea directa con el modelo de salarios bajos para “ganar competitividad” e invasión de productos de exportación como única respuesta a la inflación. Un modelo que cierra sólo con millones de habitantes afuera del mapa social.

Para hacerle frente a esta situación, por lo menos en lo que se refiera a un tema tan urgente con el hambre, desde organizaciones sociales y políticas opositoras se viene reclamando la sanción de la Emergencia Alimentaria, para la creación del Programa Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional como instrumento para garantizar la alimentación de la población más vulnerable, menor de 16 años. La propuesta es incrementar las partidas presupuestarias para merenderos y comedores comunitarios, contemplando una distribución de 10.000 millones de pesos para fortalecer la asistencia que hoy se brinda.

MIL OLLAS

Con esa consigna y previo a la marcha convocada por la CGT, este jueves 15 se realizará una jornada nacional de los movimientos sociales, para pedir por la sanción de citada iniciativa. "Esta semana nos movilizaremos por las reivindicaciones propias de los trabajadores informales y cooperativistas, que son los más precarizados. Estaremos en las principales plazas de todo el país instalando ollas populares por la sanción de la Emergencia Alimentaria, en un contexto social en el que los precios de la canasta básica de alimentos no paran de aumentar de la mano de tarifazos, dejando entre otras consecuencias, un aumento de la Malnutrición en los barrios humildes", explicó el Coordinador Nacional de Barrios de Pie, Daniel Menéndez.

En la provincia de Chaco lo haremos con diferentes organizaciones sociales, llevando adelante la misma metodología y reclamos, estaremos 10 horas en la plaza central de resistencia. "Venimos peleando por la sanción de la Emergencia Alimentaria y por la plena implementación de la Emergencia Social. En esta oportunidad, y de cara al 21F, sumamos el pedido de trabajo genuino. Por eso pedimos un plan de obras públicas que genere trabajo y contemple a las cooperativas de trabajo", concluyó Menéndez.-

CANASTA BÁSICA

Cabe destacar a fines de diciembre pasado el Indec informó que el Índice de Pobreza alcanzó en el primer semestre del año al 28,6% de los habitantes de los centros urbanos, entre los cuales 6,2 % son indigentes, por debajo de la medición de igual período del 2016 que arrojó valores de 32,2 % y 6,3 % respectivamente. En los últimos doce meses del 2017 la canasta de pobreza se encareció 21,8 % y la de indigencia 20,6 por ciento. La medición fue realizada sobre una población total en los 31 aglomerados que releva el Indec de 27,4 millones de personas, distribuida en 8.867.256 hogares.

De ahí surgió que al cabo del primer semestre del año pasado se encontraban por debajo de la Línea de Pobreza 7.838.005 personas, distribuidos en 1.807.590 hogares. En ese conjunto, están incluidas 1.704.883 personas indigentes distribuidos en 400.146 grupos habitacionales.

 

EDICIÓN IMPRESA