02/01/2018 LA PROVINCIA

ATE planteó sus reclamos al ministro de Salud

El secretario General, Mario Bustamante, y los referentes sindicales plantearon a Luis Zapico la urgencia del pago de bonificaciones, la aplicación de la ley de Carrera Sanitaria, la regularización de los trabajadores y las trabajadoras y la violencia laboral e institucional.

img

Los integrantes del Consejo Directivo Provincial de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE Chaco) se reunieron ayer con el ministro de Salud de la provincia, Luis Zapico, con quien fijaron una agenda de trabajo sobre cuatro ejes fundamentales que el sindicato viene planteando: el pago de bonificaciones, la aplicación de la Ley de Carrera Sanitaria, la regularización de los trabajadores y las trabajadoras y la violencia laboral e institucional en distintos establecimientos de Salud. Participaron de la reunión el secretario General, Mario Bustamante; el secretario de Organización, Nery Zalazar; la vocal Adriana Ramírez y los delegados y delegadas de Salud en la provincia.

Sobre la Carrera Sanitaria, el ministro explicó que parte de su equipo está trabajando en los aspectos jurídicos y reglamentarios para poder convocar a la Comisión de Salud, como lo establece la ley, para poder avanzar en su aplicación.

El funcionario anticipó, con respecto las bonificaciones, que tiene la prioridad de acelerar su pago, en principio por Insalubridad. Según explicó, comenzarán a abonarse en los meses siguientes de manera ordenada.

También se habló sobre la estabilidad de los trabajadores y las trabajadoras que se desempeñan en programas de Salud nacionales. Sobre eso, Zapico detalló que el Plan Materno Infantil va a ser absorbido por el programa Expertos, y Médicos Comunitarios por otro programa que se llamaría Salud Familiar. Igualmente, sobre Salud Mental, el ministro explicó que la idea es que comience a articular con la Provincia para poder trabajar en conjunto.

Sobre el caso del programa Expertos y la forma en que se regulan los derechos y deberes, el sindicato viene planteando la necesidad de establecer un marco claro y sujeto a las leyes laborales vigentes, que no permita -como viene pasando- que se den arbitrariedades y situaciones que vulneres los derechos de los trabajadores. “El sindicato planteó que al momento del pase a planta se reconozca la antigüedad real de los trabajadores, algunos con más de diez años de servicio y no desde que se creó el programa”, explicó Bustamante. “Pero, hasta tanto no se realice el pase a planta, nosotros decimos que los trabajadores deben tener obra social, bancarización de sus haberes y que el programa se regule bajo las leyes laborales, entonces nosotros proponemos que se base en la 2017 (Estatuto del Empleado Público Provincial) y su régimen de licencias”, detalló el secretario General de la ATE Chaco y añadió: “Esto nos parece fundamental, porque evitaría que se generen círculos de violencia laboral y arbitrariedades que día a día nosotros estamos denunciando. Es el programa que cubre más del 50 % de los servicios de la provincia y, sin embargo, está administrado y manejado de manera absolutamente unilateral y autoritaria”.

 

EDICIÓN IMPRESA