19/11/2017 INFORMACIÓN GENERAL

Alertan sobre maniobras con casas sin titularización

Desde el Ministerio de Desarrollo Urbano, indicaron que registran ventas de inmuebles que sólo cuentan con el RUBH. “No es un título de propiedad y por lo tanto cualquier venta no tendrá validez legal”, señalaron. Pasos a tener en cuenta de cara a la regularización dominial.

img Únicamente puede regularizar el inmueble el ocupante originario o los herederos que hayan continuado con la ocupación.

Desde el Ministerio de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial, alertaron ayer que continúa la venta informal de inmuebles que aún no fueron regularizados pero sobre los cuales se avanzó hacia la normalización de la situación de la titularidad. Se trata de tierras fiscales que fueron loteadas y registradas por el Estado provincial a través del Registro Único de Beneficiarios del Hábitat (RUBH).

Desde la cartera provincial, ratificaron que el objetivo del proceso encarado con estas políticas no es fomentar un negocio inmobiliario informal de tierras fiscales. En este contexto, la directora del RUBH, Patricia Latorre, marcó que el certificado del RUBH “no es un título de propiedad” y recomendó a la ciudadanía que no compre ningún lote ubicado en tierras fiscales o asentamientos.

Además, la funcionaria recordó que la ley indica que únicamente puede regularizar el inmueble el ocupante originario, cónyuge o sucesores hereditarios que hayan continuado con la ocupación. También pueden hacerlo personas que hubiesen convivido con el ocupante originario recibiendo trato familiar por un lapso no menor a dos años anteriores al 1 de enero de 2009 y que hayan continuado con la ocupación.

 

LOS ALCANCES DEL RUBH

 

El RUBH funciona bajo la órbita de la Subsecretaría de Ordenamiento Territorial y sus oficinas están ubicadas en Sarmiento 719, de Resistencia. Allí, el registro cuenta con una base de datos e informes con los cuales se arman los expedientes de los beneficiarios. De este modo, cualquier venta ilegal de los lotes en cuestión, no tendrá validez legal.

En la actualidad, el RUBH es el instrumento con el que cuenta el Estado chaqueño para tener noción real del estado en que se encuentran las tierras expropiadas por ley, certificando la situación de una familia dentro del terreno que habita, pero sin otorgarles derechos posesorios sobre el mismo. Con esta constancia, el beneficiario puede iniciar los trámites pertinentes ante las reparticiones del Estado para obtener los servicios básicos.

 

EDICIÓN IMPRESA