11/05/2018 LA PROVINCIA
"EL PAÍS ESTA EN RIESGO SANITARIO"

Alertan sobre el ajuste y sus consecuencias en el Senasa

Los trabajadores aseguran que los despidos y el desmantelamiento del sector afecta directamente a la productividad y a la calidad de los alimentos. “Nos han quitado funciones y por motor propio seguimos trabajando”, sostuvo Ana Nicora de la ATE Chaco a elDIARIO de la Región.

img

En el marco del paro nacional de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), trabajadores del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) y Agricultura Familiar (AF) encabezaron un acto y movilización frente a la sede del organismo en Resistencia, donde volvieron a reclamar por los despidos y el desmantelamiento del sector y sus consecuencias en la productividad y la calidad alimenticia de la provincia.

“Nos han quitado funciones y, por motor propio y la relación con los productores, seguimos trabajando”, sostuvo Ana Nicora, delegada de la ATE Chaco en el Senasa. Explicó además que actualmente están abiertas las mesas de negociación tanto con autoridades de Agricultura Familiar como del Senasa, que el miércoles tuvo su primera instancia de diálogo. En tanto, en AF las reuniones continuarán el lunes. Adelantó que, en esa línea, se comenzarían con las revisiones de todos los casos de despidos a nivel país.  

“Es bastante arduo y difícil el camino, pero la presión de todo el país nos da alguna esperanza”, destacó Nicora sobre las multitudinarias movilizaciones y expresiones de repudio a la política de ajuste del Estado por parte del Gobierno de Mauricio Macri. Y señaló que “el marco de voluntad de sentar a negociar ya es un paso”.

 

RIESGO SANITARIO

Nicora contó que el miércoles, los trabajadores se reunieron con el defensor del Pueblo de Chaco, Gustavo Corregido, a quien le entregaron todo el material sobre la situación de riesgo sanitario producto de la reducción y el desmantelamiento del Senasa.

“En la provincia, se levantaron tres barreras sanitarias”, alertó sobre la reducción del monitoreo y aseguró que “la política del Senasa está dejando sin control el mercado interno, incluso en el sector de control de exportaciones sufre despidos”.

En la misma línea, advirtió sobre las consecuencias nefastas para los pequeños productores, que desde noviembre de 2017 ven frenado los trámites del Renap y monotributo sanitario, dejándolos expuestos a una mayor vulnerabilidad. “Al productor le van cortando los recursos y las posibilidades”, sostuvo. 

Nicora se refirió a otra de las políticas del organismo que afecta al sector productivo, el sistema de autogestión en línea para el productor al que la mayoría no puede acceder. Y destacó que la Sociedad Rural también se sumó al rechazo contra el achique de este sector del Estado y avizora las consecuencias, como “la proliferación de plagas, brotes y enfermedades que afectan directamente a la productividad”.

Como parte del ajuste, también “están cerrando oficinas de Agricultura Familiar porque dejan de pagar alquileres y van a parar a oficias de las sociedades rurales o públicas”.

 

LAS CIFRAS DE DESPIDOS

En cuanto a la baja de los trabajadores, política que implementa el Gobierno de Cambiemos desde, Nicora indicó que en Chaco en lo que va de 2018 se registraron cuatro en AF y seis en Senasa. Mientras desde el primer año de gestión de Macri en 2016 hasta la actualidad, suman 15 en AF y 22 en Senasa. En tanto a nivel país, desde 2016, se despidieron a 950 trabajadores en Senasa y 270 en AF.

“Estamos de asamblea permanente esperando los resultados de las mesas de negociación y esperamos comenzar el diálogo con legisladores del oficialismo porque esto toca de lleno a los pueblos de Chaco”, advirtió la delegada de la ATE. “Siempre fue difícil el trabajo en el área de Agricultura Familiar pero el esfuerzo se traducía en construcción; pero hoy lo están destruyendo”, concluyó.  

 

 

 

 

 

 

EDICIÓN IMPRESA