05/09/2018 INFORMACIÓN GENERAL

Alcalá: “Es lamentable que se vulnere la imagen de menores”

Por motivo de la muerte del menor Ismael Ramírez, la defensora general del Poder Judicial del Chaco, Alicia Alcalá recordó las leyes vigentes que prohíben la circulación no autorizada de menores en medios masivos de difusión. “El periodismo tendría que tener cierta cautela y pensar las leyes antes de publicar”, destacó.

img

La defensora general del Poder Judicial de la Provincia, Alicia Alcalá, habló sobre el uso incorrecto e ilegal de las fotografías de menores luego de la muerte de Ismael Ramírez en Sáenz Peña. En comunicación con la radio Facundo Quiroga, aclaró que no se puede reproducir fotografías de ningún menor sin la autorización de sus progenitores.

En el caso de Ismael, indicó que al estar muerto a no es sujeto de derecho, pero sí lo son sus familiares. Recordó que el artículo 53 el Código Civil argentino establece específicamente que por personas fallecidas es la familia quien debe dar el consentimiento para su publicación o circulación.  Y la familia del joven asesinado “seguramente no lo habrá hecho”. También subrayó cuales derechos fueron vulnerados en la caso de los familiares de Ismael y nombró algunos como los derechos a la dignidad, la honra y la intimidad. “Están en condiciones de hacer el reclamo pertinente”, afirmó.

“Es lamentable que se produzcan estas situaciones con menores y que después se vulnere su propia imagen”, manifestó la defensora. Hizo principal hincapié en los medios de comunicación y señaló que “no se pueden publicar datos personales ni la imagen de menores que son víctimas de delitos o aunque sean autores”. “Este chico fue víctima de una situación delictiva”, reiteró Alcalá con especial énfasis.

“Es totalmente reprochable y no sólo del punto de vista legal”, agregó. Dijo que así como la familia de Ismael Ramírez puede pedir una reparación de daños, el otro menor cuya fotografía circuló de forma falsa incluso por algunos medios oficiales, también lo puede hacer.

“El periodismo tendría que tener cierta cautela y pensar las leyes antes de publicar”, destacó. Argumentó que esta irresponsabilidad profesional tiene que ver con que aun no han tenido una sanción. “Es reprochable también que se tenga que llegar a una sanción, antes habría que preguntarse cómo se sentiría uno si la foto publicada es de un hijo o hermano, publican sin pensar”, dictaminó.

EDICIÓN IMPRESA