09/05/2018 EL PAÍS

Al Fondo a la derecha: el macrismo insiste en el endeudamiento y el ajuste

“Somos uno de los países del mundo que más depende del financiamiento externo” se sinceró ayer en un mensaje grabado el presidente Macri en un intento de tranquilizar a los mercados en una nueva jornada jalonada por la escalada del dólar y anunciar el regreso de Argentina al Fondo Monetario Internacional. Analistas bursátiles señalan que se pedirá una línea de 30.000 millones de dólares. La contrapartida será un compromiso de implementar más políticas de ajuste social, flexibilización laboral, y privatización de jubilaciones, con el peligro de siempre de un incremento de la fuga de capitales de grandes especuladores. Luego del mensaje de Macri los seguros contra el default de Argentina subieron un 67%; el riesgo país comienza a ser cada vez más alto para los inversores internacionales.

img

En un escueto mensaje grabado y emitido a través de los medios, el Presidente anunció la decisión de "iniciar conversaciones con el Fondo Monetario Internacional" para que le otorgue a la Argentina "una línea de apoyo financiero". Además anunció desde la Casa Rosada que Argentina estará "cumpliendo los compromisos y alejándonos de la demagogia y la mentira", se logrará "un mejor futuro", en un pasaje de su mensaje que dedicó "a todos los argentinos y, en especial, a la dirigencia".El anuncio, que si bien generó una baja en el dólar, generó mucha incertidumbre en la sociedad y se espera las palabras del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, para saber cuál será el rumbo que tomará el país. De ello dependerá que se ingrese o no a una crisis.

Poco antes de las 12, cuando el dólar ya superaba los 23,50, el Ejecutivo anunció el mensaje urgente. Lo que en principio iba a ser un discurso en vivo luego se transformó la emisión de un breve video grabado. Los trascendidos ya anticipaban que el Presidente pediría un salvataje por parte del Fondo. “De manera preventiva, he decido iniciar conversaciones con el FMI para que nos otorgue una línea de crédito financiero. Vamos a trabajar hoy mismo a en un acuerdo para lograr mayor respaldo para enfrentar el nuevo escenario y evitar crisis”, anunció finalmente Macri.

Desde Cambiemos ya están llevando a cabo diferentes reuniones, con la idea de volver a tener un superministro de Economía, como solía haber en las viejas administraciones. Domingo Felipe Cavallo y Roberto Lavagna son algunos ejemplos.Entre los candidatos suenan los nombres del ex presidente del Banco Nación, Carlos Melconian, del ex presidente del Banco Central, Martín Redrado, y el ex secretario de Finanzas durante el gobierno de Néstor Kirchner, Guillermo Nielsen.La decisión se da luego de que el presidente Mauricio Macri confirmó que Argentina volverá a firmar, tras quince años, un acuerdo con el FMI para obtener un crédito que le permita reforzar preventivamente sus cuentas públicas y afrontar necesidades financieras.El último acuerdo había sido firmado en enero del 2003, bajo la presidencia de Eduardo Duhalde, por el entonces ministro de Economía, Roberto Lavagna, y el ex ministro de Hacienda de este gobierno, Alfonso Prat Gay, quien entonces se desempeñaba como presidente del Banco Central.

30 MIL MILLONES

Analistas bursátiles señalan que se pedirá una línea de 30.000 millones de dólares. La contrapartida, como siempre, es más ajuste, flexibilización laboral y avance en la privatización de las jubilaciones. Y el peligro de que, también como siempre, sirva para financiar la fuga de los grandes especuladores.Luego del mensaje presidencial, los seguros contra default de la Argentina saltaron a media mañana de ayer 67 por ciento. El riesgo argentino empieza a ser cada vez más alto para los inversores internacionales.Otra enseñanza que otorga conocer el destino de los créditos de emergencia que entregó el FMI al país es que esos dólares sirven para financiar la última etapa de la fuga de capitales de los grandes jugadores del mundo financiero. Es una historia conocida.

El retorno del Fondo a la Argentina es una victoria del mundo financiero internacional al que representa. El gobierno kirchnerista fue muy crítico del papel que había tenido el FMI en la crisis del 2001-2002. Al igual que Lula en Brasil, en el 2006 Néstor Kirchner pagó la deuda de 9 mil millones de dólares con el Fondo y cortó cualquier intervención del organismo en la economía del país. Fue una derrota fuerte para el Fondo de la que ahora se recupera gracias al macrismo y los radicales. El precedente había sido Cuba, que en 1964, tras pagar su deuda, se retiró del organismo (en realidad, la terminó de pagar cuando ya se había retirado). Ni Lula ni el kirchnerismo volvieron a pedir prestado ni a permitir el control sobre sus economías.

EL RIESGO PAÍS, POR LAS NUBES

Los seguros contra default de la Argentina saltaron a media mañana de ayer al 67 por ciento. El riesgo argentino empieza a ser cada vez más alto para los inversores internacionales. Con el anuncio del Gobierno del retorno al Fondo Monetario Internacional al mediodía, hubo una moderación del precio de los seguros, pero con el correr de la tarde volvieron a tener mucha demanda y terminaron un 57 por ciento arriba del lunes.El intento del mercado de respaldar sus bonos ante un impago argentino es una tendencia que viene acelerándose desde el miércoles. Los últimos días de la semana pasada, mientras el seguro contra default de la deuda bajaba en la mayoría de los países de la región, en la Argentina no paró de subir.La situación no genera sorpresa. El país tiene la tasa de interés nominal más alta del mundo (40 por ciento) y la segunda inflación más elevada del planeta (26 por ciento), según datos del medio británico BBC. Polonia, Ecuador, Croacia y la Argentina son las 4 economías que, según el JP Morgan, registraron el mayor incremento del riesgo país en lo que va de este año.El crédito del Fondo no ayuda mucho para potenciar la confianza. El último préstamo que había entregado la institución fue para Malui, un país africano al este de Mozambique, con un PBI per Capita de 1000 dólares. Pedirle al FMI plata dejó de ser una costumbre para la mayoría de las economías.

Los inversores bursátiles mostraron el lunes la fuerte incertidumbre financiera. La bolsa porteña registró una caída del 4,5 por ciento. Los mayores retrocesos se anotaron en Holcim (-12,9 por ciento), en Agrometal (-12,2) y Metrogas (-10,6). Los bancos fueron otras acciones con importantes caídas. Se destacó la baja del 4,8 por ciento del Grupo Financiero Galicia y del 3,9 por ciento del Banco Francés.

LA OPOSICIÓN CRITICÓ LA TOMA DE DEUDA: “ES UN GRAVE RETROCESO"

El bloque de diputados del Frente para la Victoria criticó duramente la decisión de Mauricio Macri de buscar un "blindaje" con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Desde el bloque de Cristina Kirchner salieron a mostrarse en contra de esta movida y rechazar el acuerdo."Exigimos al Poder Ejecutivo que cualquier posible acuerdo con el FMI, previo a su aprobación, sea discutido ampliamente en el Congreso de la Nación. Nada de lo que se quiera acordar con el Fondo tiene que ser realizado a espaldas del pueblo argentino", pidió  el bloque.Al mismo tiempo, exigieron  al Poder Ejecutivo que “cualquier posible acuerdo con el FMI, previo a su aprobación, sea discutido ampliamente en el Congreso de la Nación. Nada de lo que se quiera acordar con el Fondo tiene que ser realizado a espaldas del pueblo argentino.La decisión de hoy ( por ayer) significa un grave retroceso. A los dos años y medio de gestión de Néstor Kirchner la Argentina canceló la deuda con el FMI. 13 años después, a dos años y medio de gobierno, Mauricio Macri nos manda al Fondo” advirtieron .“Nuestro rechazo está fundamentado en la historia económica de la Argentina. Los acuerdos con el FMI siempre fueron perjudiciales para nuestro pueblo. Significaron recortes de sueldos, de jubilaciones, privatizaciones, despidos en el sector público y aumento de la pobreza en los argentinos, llevando al país a crisis económicas y sociales muy profundas.” afirmaron.

EDICIÓN IMPRESA